domingo, 20 de mayo de 2012

LA CHAMPIONS ES BLUE


El Chelsea gana su primera Champions League tras ganar al Bayern de Múnich gracias a los penaltis. El Chelsea, sin hacer un buen partido, ganó la Champions por penaltis, igual que se le escapó en 2008.
El Bayern de Múnich que fue mejor, no pudo detener al imparable Didier Drogba, el jugador protagonista de la final al lograr el empate y el penalti decisivo.

Fue un partido extraño y poco digno de una final de liga de campeones. Unos por no poder hacer nada y los otros por no intentarlo. El Bayern de Múnich intentó avanzarse pero ni los 90 minutos ni la prórroga fueron suficientes.

Al llegar los penaltis llegó el premio para los azules. Si el futbol estaba en deuda con el Chelsea, ayer sirvió para saldrá cuentas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario